class="post-template-default single single-post postid-25929 single-format-standard qode-social-login-1.1.2 qode-restaurant-1.1.1 stockholm-core-1.0.8 extensive-vc-1.9 select-theme-ver-5.1.5 boxed vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3 vc_responsive">

BIZCOCHO NAVIDEÑO DE NATA Y MIEL DE CAÑA

150 ml Miel de caña

50 g Azúcar moreno

Ralladura de naranja

200 g Nata líquida para montar

200 ml Leche

150 g Harina de fuerza

250 g Harina integral

5 g Levadura química

2 g Bicarbonato sódico

1 cdta Canela molida

1 cdta Jengibre molido

1 cdta Nuez moscada molida

Mantequilla

Pizca de sal

1. Precalienta el horno a 180ºC. En un recipiente mezcla la miel con el azúcar moreno, la ralladura de naranja, la nata y la leche. Bate con unas varillas a mano hasta obtener una mezlca homogénea.

2. En otro recipiente tamiza la harina de fuerza con la harina integral, la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Mezcla e incorpora, poco a poco, al recipiente con la primera preparación. Integra todos los ingredientes con movimientos envolventes hasta mezclar todo de forma homogénea y obtener una masa sin grumos.

3. Engrasa un molde con mantequilla y llénalo con la masa. Hornea durante unos 35-40 minutos, procurando que no se pase demasiado para que la miga quede jugosa. Deja enfríar sobre una rejilla antes de desmoldar. Desmolda y deja reposar el bizcocho. Puedes consumirlo tibio, pero verás que si lo dejas reposar unas horas se concentrarán los aromas.

4. No es un bizcocho excesivamente dulce, por lo que puedes decorar el bizcocho espolvoreando azúcar glass, con cobertura de chocolate o con tus decoraciones preferidas.